Beneficios de la verbena

Verbena se le llama a un género de plantas herbáceas que agrupa cerca de 250 especies. Estas plantas son originarias de distintas partes del mundo, en donde los suelos son más bien arenosos y livianos. Su parte más llamativa son sus flores, que generalmente son de colores muy vistosos y forman extensos campos coloridos. De todas las especies, la Verbena officinalis, mejor conocida como verbena común o hierba sagrada, es la más utilizada con fines medicinales. Esta especie es originaria del sudeste europeo, pero su naturalización en otras regiones ha hecho que crezca de manera silvestre a la orilla de los caminos en los suelos húmedos del resto de Europa, África, América y Asia.

La verbena común es una planta herbácea perenne que crece de forma silvestre en terrenos no cultivados. Sus tallos son semileñosos, de forma cuadrangular y están visiblemente marcados a lo largo por dos surcos. Pueden llegar a medir hasta más de un metro de altura. De sus numerosas ramas crecen hojas opuestas, de forma pinnada y lanceolada, con bordes irregulares. Las flores de la verbena común son de color púrpura azulado o lila claro. Crecen en forma de espigas que forman vistosos ramos en la punta de los tallos. Son diminutas y tienen cinco pétalos unidos y de puntas redondeadas. La corola es profunda, con forma de embudo. El fruto de la verbena común es una pequeña cápsula que contiene cuatro semillas.

Flor de la verbena

Propiedades medicinales de la verbena común

La verbena común es rica glucósidos, mucílagos, taninos, saponina, ácido cafeico, ácido silícico y su propio aceite esencial  que contiene terpenos, alcoholes terpénicos, cipral y geramiol. También contiene varios principios amargos.

Entre los principales efectos sobre el organismo humano que tiene el consumo de la verbena común está su función sedante para combatir el insomnio; su efecto estimulante sobre el sistema parasimpático, que ayuda a regular el ritmo cardíaco y estimula el proceso digestivo conocido como peristalismo; y su propiedad antineurálgica que funciona como calmante de las migrañas y protege al sistema neuronal frente al Alzheimer. La verbena es un poderoso astringente natural que ayuda a acelerar el proceso de coagulación de las heridas y a frenar la disentería. También tienen propiedades antinflamatorias, antiespasmódicas, vasodilatadoras de los riñones e hipnóticas sobre el sistema nervioso central. Sobre el aparato respiratorio ejerce funciones antigripales y calmantes, ayudando a aliviar la tos, el asma y la bronquitis. La verbena es un aliado de la lactancia materna porque ayuda a estimular la producción de leche. Utilizada externamente, esta planta ayuda a aliviar heridas, eczemas, quemaduras, prurito y otras afecciones dermatológicas.

La mejor forma de consumir la verbena común es ingiriendo gotas de su tintura, la cual venden en tiendas naturistas, o preparando infusiones con sus tallos y hojas. En el caso de optar por la tintura, se recomienda ingerir de 40 a 80 gotas tres veces al día, a fin de obtener efectos sedantes o para aliviar problemas hepáticos o digestivos. Las infusiones de verbena se preparan agregando 15 gramos de hojas y tallos secos a una taza de agua recién hervida. Dejar reposar tapada por al menos 10 minutos y beber máximo tres tazas al día. Para uso externo se pueden utilizar los tallos y las hojas secas y luego trituradas, a fin de obtener un polvo.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para dormir, Plantas medicinales curativas, Plantas Medicinales Relajantes


Información relacionada:

Beneficios de la verdolaga

Centella asiática

Consuelda mayor

Frailecillo o Tuatúa morada

Hierba de Santa María o Balsamita

Propiedades de la acedera

Tuna o Nopal

Vinca de Madagascar



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+