Propiedades del sauco

El sauco o saúco es el nombre común del Sambucus, un tipo de árbol originario de Asia Occidental, Europa y África septentrional que luego fue trasladado y cultivado en otras regiones de clima templado. Puede crecer entre dos y 10 metros de altura, tiene hojas ovaladas con bordes dentados y sus flores son blancas o amarillas. Sus frutos, las bayas, son de color rojo o negro cuando maduran, dependiendo de la especie. Esta  familia de arbustos se extiende a cerca de 20 especies, divididas en cuatros grandes grupos.

El sambucus nigra, conocido como sauco negro o sauco común, crece en los climas más templados de Europa y América del Norte. El sauco rojo o sambucus racemosa requiere de temperaturas más bajas y climas más húmedos, por lo que se puede encontrar en algunas zonas del Hemisferio Norte. Por su parte, en la región de Australasia y en el sur de América Latina crece el sambucus australis o sauco australiano. El sauco enano es el último grupo de esta familia de plantas medicinales. Los saucos enanos que dan bayas rojas como fruto crecen en el Himalaya y en Asia oriental, mientras que los de bayas negras se localizan en Europa central y del Sur, al noroeste de África y al suroeste de Asia.

El nombre de este arbusto proviene del latín sambucus o sabūcus, que hace referencia a un antiguo instrumento musical, una especie de flauta, cuya elaboración se hacía con la madera del tronco de este árbol. Por su dureza y resistencia, en algunas zonas rurales esta madera es utilizada para la construcción de viviendas.

Usos medicinales de la flor de sauco

El sauco negro o sauco común es el tipo de sauco que tiene más propiedades medicinales, principalmente antiinflamatorias, diuréticas, sudoríficas y depurativas. Para aliviar las afecciones respiratorias se hacen infusiones con sus cabezas florales. Las infusiones de flor de sauco activan las glándulas sudoríparas humanas y desinflaman las vías respiratorias, contribuyendo a aliviar los síntomas de la gripe y a bajar la fiebre. Para preparar este bebedizo se agregan a una taza de agua una cucharada de flores de sauco frescas o dos cucharadas si ya están secas. Se deja hervir por tres minutos y al retirar del fuego se tapa y se deja reposar por 10 minutos. Esta misma infusión ya tibia puede aplicarse suavemente sobre los ojos con un paño para aliviar la conjuntivitis.

Infusion preparada con las flores de sauco

Las infusiones de flor de sauco también se utilizan como medicamento de uso externo para tratar la urticaria, las picaduras y otras alergias o inflamaciones de la piel. Para estos casos se necesita hacer sahumerios con las flores del sauco o frotar un paño humedecido con la infusión aún caliente sobre la zona afectada.

Las propiedades de las bayas de sauco

Las bayas del sauco tienen alto contenido de vitamina C, ácido fólico y vitaminas del grupo B. También contienen calcio, sodio, potasio, hierro, zinc y magnesio. Se pueden comer crudas o utilizarlas para preparar mermeladas, jaleas o vinos, siempre y cuando estén bien maduras, ya que verdes pueden resultar tóxicas. Su consumo sirve como laxante y diurético. Además, las bayas del sauco contribuyen a bajar los niveles de colesterol VLDL, también conocido como colesterol “malo”.

Detalle de las bayas de sauco

Aunque las hojas, el tallo, la corteza y las raíces de esta planta tienen niveles de toxicidad, su uso para infusiones en pequeñas dosis también puede ayudar en procesos diuréticos y purgantes.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para el colesterol, Plantas medicinales antiinflamatorias, Plantas medicinales diuréticas


Información relacionada:

Aplicaciones del espino blanco

Beneficios de la angelonia

Beneficios de la lavanda

Especies de artemisia y sus aplicaciones

Propiedades del alhelí

Propiedades del astrágalo

Sen de Alejandría y Sen de la India

Tusílago como planta medicinal



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+