Beneficios de la rosa mosqueta

De todas las especies de rosas, la rosa mosqueta, cuyo nombre científico es Rosa eglanteria o Rosa rubiginosa, es la que contiene el aceite esencial con más propiedades medicinales y terapéuticas. Esta especie es nativa de Europa, específicamente de Europa del Este. Su mayor cultivo se da en el Reino Unido. Su inserción en Suramérica ha hecho que se reproduzca en estado silvestre en la zona sur de la Cordillera de los Andes que comparten Argentina y Chile. El principal productor de aceite de rosa mosqueta es Chile, donde se cultiva esta planta en abundancia al sur del país, en la Patagonia. Hay una leyenda que cuenta el descubrimiento del aceite esencial de rosas en un festejo nupcial celebrado en la antigua Persia. La historia narra que los recién casados descubrieron una sustancia oleosa en el agua de una fuente donde se habían echado pétalos de rosa. Dicha sustancia desprendía una agradable aroma que despertó la curiosidad de los asistentes.

El rosal que produce la rosa mosqueta es un arbusto que puede llegar a medir poco más de dos metros de altura. Esta especie es de tallos delgados y flexibles, más bien curvos, y están cubiertos por gruesas espinas de color violeta oscuro. Las hojas de casi todas las especies de rosales son iguales, de forma pinnada y bordes dentados. La principal diferencia de esta especie está en sus flores, que a diferencia de otras, solo tienen cinco pétalos de color rosado pálido. Los estambres de la rosa mosqueta son múltiples y de color amarillo intenso. Los frutos de esta especie, llamados escaramujos, son de donde se obtiene el aceite esencia de la planta. Se trata de bayas con forma aovada, piel lisa y consistencia carnosa, de color rojo intenso cuando maduran, que albergan numerosas semillas en su interior. En la punta tienen una pequeña corona de color marrón oscuro.

Aceite esencial obtenido de la rosa mosqueta

Beneficios del aceite de rosa mosqueta

El mejor aceite esencial de rosa mosqueta es el que se obtiene de forma orgánica prensando en frío las semillas que crecen dentro de las bayas de esta planta. Su color es ligeramente rojizo y su aroma acre. El aceite obtenido contiene antioxidantes, vitaminas y más de 80% de ácidos grasos insaturados. Estos últimos tienen potentes propiedades para la regeneración celular de los tejidos humanos. Es por esta razón, aunada a su propiedad astringente, que el aceite de rosa mosqueta es muy utilizado para la disminución de queloides, quemaduras y estrías en la piel, así como para lograr rápidas cicatrizaciones luego de heridas causadas accidentalmente o por intervenciones quirúrgicas.

Entre los múltiples beneficios que tiene el uso de aceite de rosa mosqueta destacan: regeneración y nutrición de la piel; redistribución de la pigmentación dérmica, lo que contribuye en la eliminación de manchas; autogeneración de melanina, vital para prevenir y corregir la apariencia de envejecimiento causada por la sobrexposición a los rayos solares; y, no menos importante, su efecto revitalizador sobre las células interiores de la piel estimula la producción de elastina y colágeno, aumentando la firmeza y la elasticidad de la piel.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales curativas, Plantas medicinales para la piel


Información relacionada:

Aplicaciones medicinales de las rosas

Beneficios de la borraja

Beneficios de la sanguinaria

Beneficios del anís verde

Cola de alacrán o alacrancillo

Propiedades del aciano o azulejo

Romero para el cabello

Usos medicinales de la valeriana



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+