Beneficios del rooibos

Su nombre botánico es Aspalathus linearis. Pero el nombre por el que se le conoce habitualmente es Rooibos, que en el idioma afrikáans significa arbusto rojo. Se trata de un ingrediente muy habitual que se emplea similar al té, aprovechando así las numerosas propiedades de esta planta que se pueden aprovechar a través de sus infusiones. Pero antes de ver qué beneficios y aplicaciones le encontramos a esta planta medicinal, vamos a conocer más sobre sus orígenes y características.

Proviene del África, principalmente de la región de Cederberg. Se lo conoce como el te rojo sudafricano. Se lo consume desde el siglo XVII. El Rooibos es un arbusto, de una especie polimórfica, según la zona donde crezca tendrá diferentes características, está conformada por una 200 variedades. Es parte de la familia de las leguminosas o Papilionáceas. Puede medir entre 30 cm a 2 metros. Sus flores son amarillas pequeñas, las que producen una única fruta leguminosa. Esta planta está adaptada a suelos con pocos nutrientes y en condiciones climáticas de intenso calor.

Propiedades del rooibos

Pasamos ya a analizar todas las propiedades beneficiosas para la salud que ofrece el rooibos, una planta muy completa para incluirla entre los ingredientes habituales para preparar nuestros tés.

En su composición química encontramos antioxidantes, aspalathin que es uno de los más potente antioxidante, además de vitamina C, flavonoides, superoxido dismutasa, quericitina y radicales libres. Contiene minerales como el potasio, el calcio, el hierro, el hierro, el magnesio, el zinc, tiene poco tanino y muchas proteínas.

El rooibos generalmene se consume como infusión

Dentro de sus propiedades, la más significativa es que no posee cafeína, teofilina ni alcaloides, por ello pueden tomarlo los niños, mujeres embarazadas y la gente con hipertensión. Se lo emplea para tratar alergias, funciona como antihistamínico natural y no produce somnolencia. Tiene efectos antimutagenicos. Es muy bueno para trastornos digestivos e intestinales, para la diarrea, el estreñimiento, la gastritis, los dolores de estómago, los vómitos, las náuseas. Por su contenido en calcio, magnesio y flúor  el rooibos es ideal para la dentadura. Por la cantidad de radicales libres que posee es beneficioso para el proceso de envejecimiento y para el estrés metabólico. Se aconseja para combatir los problemas cutáneos como la psoriasis los eczemas, la picazón, las costras, la dermatitis del panal, las irritaciones, las alergias y las urticarias. Alivia los espasmos y los cólicos infantiles por sus cualidades antiespasmódicas. Equilibra el sistema nervioso. Fortalece los huesos, se usa para mejorar la osteoporosis. Es remineralizante. Se lo utiliza para perder peso. Alivia los dolores de garganta, la faringitis, la laringitis, reduce las aftas, la gingivitis por sus cualidades antiinflamatorias. Inhibe el cortisol. Calma las alergias. Tiene propiedades hepatoprotectoras. Muy recomendable para personas con cálculos renales. Como regula el colesterol, puede ser muy recomendable para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Como posee luteolina se emplea para los problemas de los ojos como ser ojos hinchados, las cataratas o la pérdida de visión. También se recomienda para los problemas del metabolismo.

Una cualidad del Rooibos es que no tiene cafeína. Para lograr ese color rojo característico las hojas se oxidan al sol, este proceso se llama fermentación, de ahí adquiere también su color.

Una variedad menos conocida es el Rooibos verde, que no pasa por el proceso de oxidación, es más caro que el Rooibos rojo, cuenta con una gran cantidad de polifenoles  que son antioxidantes.

En la gastronomía sudafricana se lo comercializa como si fuera un café expreso, se lo llama Rooibos expreso. Se consume como una bebida deportiva, por su aporte multimineral ayuda a reponer las sales rápidamente después del ejercicio.

En Sudáfrica se lo toma con leche y azúcar. Su sabor nos evoca a las nueces y es algo dulce. Esta infusión se encuentra preparada en 5 minutos aunque no afecta su sabor si se lo deja por más tiempo.

Además de su preparación para infusión o té consumible, también se emplea en diferentes remedios naturales que se aplica en diferentes ámbitos. Por ejemplo, se emplea el rooibos en lociones capilares, porque mejora notablemente el cabello.

Curiosidades

Una curiosidad es que el Rooibos no es un te porque no proviene de la Camelia Sinensis que es la planta del té, sino de otro arbusto aunque se lo llame él te rojo sudafricano.

Otra curiosidad es que por sus propiedades es digestivo y se recomienda consumir después de las comidas.

Ante cualquier síntoma tras su ingesta le pedimos que no deje de realizar la consulta a su médico.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para el colesterol, Plantas medicinales antiinflamatorias, Plantas medicinales para el estreñimiento, Plantas medicinales para el riñón, Plantas Medicinales Antioxidantes


Información relacionada:

Aplicaciones del espino blanco

Beneficios de la lavanda

Beneficios de la salvia

Beneficios del cochayuyo

Beneficios del reishi

Propiedades del astrágalo

Propiedades del maitake

Tusílago como planta medicinal



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+