Remedios caseros con ajo

El ajo es sin duda el remedio preferido de los especialistas en herbolaria y los naturopatas, pues su eficacia curativa y preventiva ha sido comprobada desde hace 5 mil años y en la actualidad es avalada incluso por la ciencia médica.

El nombre botánico del ajo es allium sativum, planta que pertenece al mismo grupo de la cebolla y el poro, loe egipcios lo incluían en la comida de los constructores de las pirámides confiando en sus virtudes vigorizantes.

El ajo se prescribe crudo, machacado, en forma de aceite, capsulas, inhalado o aplicado directamente en las partes afectadas,  para aliviar diversas afecciones y enfermedades entre ellas: acné, asma, artritis, hipertensión, bronquitis, enfermedades renales, reumatismo, picaduras de insectos, dolor de muelas, verrugas, tosferina y para combatir parásitos intestinales sobre todo para expulsar lombrices.

ajos pelados, propiedades de este ingrediente

Se sabe que entre las propiedades del ajo podemos asegurar que contiene vitamina A, B y C, además diversos antibióticos y anticoagulantes naturales y ciertas sustancias que ayudan a regular el nivel de colesterol en la sangre.

Al ajo se le atribuyen diversos efectos benéficos para el organismo, como el poder de destruir bacterias patógenas nocivas en los intestinos sin dañar la flora natural que interviene en la digestión de los alimentos, también es eficaz para descomponer el colesterol que se deposita en las arterias, es útil para combatir microorganismos resistentes a ciertos antibióticos, mejora las defensas contra las infecciones virales y como agente preventivo contra el resfriado, la gripe, sinusitis y enfermedades bronquiales.

Dilata los vasos sanguíneos y por esa razón se considera que también ayuda a reducir la presión arterial y a prevenir la hipertensión.

Aplicaciones medicinales más importantes con el ajo

Para prevenir resfriados: tomar una capsula de ajo tres veces al día, si se toma por un periodo prolongado ayudará a conservar el estado de salud en general.

Ajos con miel para preparar un jarabe

Contra la tos y la bronquitis: un jarabe de ajo de eficacia comprobada se prepara con600 ml. De agua hirviendo y 60 gramos de ajo finamente picado, se deja reposar en un recipiente con tapa durante 10 horas y luego añadirle miel hasta que adquiera consistencia de jarabe, se aconseja tomar una cucharadita tres veces al día.

Para reducir la presión arterial: tomar de una a tres capsulas de ajo con agua tres veces al día

Para mareo y diarrea: se recomienda tomar dos capsulas de ajo diariamente.

Cápsulas de ajo, para evitar el mal aliento

A muchas personas les molesta tener aliento a ajo, por eso se les aconseja tomarlo en forma de capsulas que se disuelven en el estómago y no tienen aroma, otra opción es masticar perejil fresco después de comer el ajo crudo.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para la circulación, Plantas medicinales curativas, Plantas medicinales para el resfriado


Información relacionada:

Aceite del árbol del té

Aplicaciones del Ginkgo Biloba

Castaño de indias para las varices

Los beneficios del noni

Moringa como planta medicinal

Pasiflora para el insomnio

Propiedades y aplicaciones del eucalipto

Zapote blanco para la hipertensión



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+