Propiedades de la jojoba

La jojoba es un arbusto dioico de gran forma redonda, muy longevo (vive hasta 200 años). Nativa de Arizona y California, esta planta fue también conocida por los aztecas quienes la utilizaron como alimento, y para el tratamiento de enfermedades y heridas de la piel. Crece en muchas regiones semi-áridas del mundo, donde hay una temperatura lo suficientemente alta; Europa, Asia, Australia, Japón, Norte y Sur América. Vive en suelo rocoso o arenoso, no necesita fertilizantes y por si fuera poco, requiere poca agua. Se adapta a las condiciones extremas gracias a unas raíces muy desarrolladas y profundas, y a la capa cerosa de sus hojas (Parte utilizada en la elaboración del aceite de jojoba).

Generalmente la parte más utilizada son las semillas, en particular, los cotiledones, que se cosechan cuando están maduros, al final del verano. El contenido principal de los cotiledones es lo que produce el llamado aceite de jojoba líquido. Además también contienen proteínas, carbohidratos, fibra, y un glucósido cianogénico, simmondsina. El aceite es muy fluido, estable, no inflamable y resistente a la oxidación. Puede polimerizarse a la luz y debe ser almacenado en botellas o latas de vidrio oscuro (como el aceite de oliva).

Planta medicinal de la jojoba

Principales usos del aceite y cera de Jojoba

El aceite de jojoba se utiliza en el campo terapéutico para la preparación de emulsiones dermo-farmacéuticas, con propiedades protectoras, nutritivas, calmantes y suavizantes. En particular, el sulfuro del aceite se utiliza para tratar la piel grasa y el acné.

Su sector de producción principal es el cosmético y dermatológico. El aceite de jojoba protege y lubrica la piel y el cabello y, a menudo se usa para prevenir el envejecimiento de la piel y la aparición de arrugas. La naturaleza particular de los componentes lipídicos de aceite de jojoba permiteuna mayor penetración y absorción epidérmica, lo que le da una acción protectora contra el sol.

Aceite de jojoba

La coloración amarillenta del aceite de jojoba está determinada por la presencia de flavonoides y otros compuestos conocidos como tocoferoles y tocotrienoles, que juntos constituyen la vitamina E. Estos componentes son la base de las propiedades químicas particulares de cera de jojoba, que consisten en una mayor fluidez, estabilidad, inflamabilidad y resistencia a la oxidación (gracias a la presencia de tocoferoles). Además, las propiedades antioxidantes y protectoras hacen de la cera un ingrediente adecuado para la elaboración de productos de protección solar. La cera de jojoba, a la que también se le atribuye una actividad antibacteriana, también se usa en productos para el cuero cabelludo y el cabello.

El aceite de jojoba y la cera líquida, además de ser utilizados en los cosméticos, tienen una variedad de usos industriales: para hacer pinturas, detergentes, resinas y plásticos, y pueden ser un sustituto de la grasa de ballena utilizada como lubricante para motores de precisión.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para la piel, Plantas Medicinales Relajantes


Información relacionada:

Aceite de argán

Beneficios de la alcachofa

Beneficios del hinojo

Cardo lechoso para el hígado

Ginseng siberiano

Linaza para perder peso

Naranja amarga para adelgazar

Propiedades del cacahuete



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+