Menta poleo

La menta poleo es una de las especies de menta más conocidas. Llamada comúnmente poleo o menta poleo, la Mentha pulegium es una planta aromática perenne que pertenece a la familia de las labiadas. Crece como hierba silvestre en la cuenca mediterránea y en Asia occidental y es cultivada en hogares y huertos por sus usos culinarios y sus propiedades medicinales. De estas últimas se tiene registro desde los tiempos medievales. Su nombre, puledium,  aparece en la Capitulare de villis vel curtis imperii, una orden emitida por el emperador Carlomagno en donde indica las hierbas que deben cultivarse en sus campos por sus propiedades medicinales y/o sus usos culinarios.

Los tallos de la menta poleo son cuadrangulares y crecen erectos, con muchas ramas, mientras que las raíces son rizomatosas. Toda la planta puede llegar a medir entre 30 y 40 cm de altura. Las hojas son muy aromáticas, verdes oscuras y de forma lanceolada, con bordes ligeramente aserrados y crecen directamente de los tallos. Las flores, por su parte, son diminutas y de color violáceo claro. Crecen agrupadas formado pequeños globos a manera de ramos.

Ya vimos en su momento qué propiedades medicinales ofrece la menta, incluso algunas aplicaciones que se pueden encontrar a productos elaborados con este ingrediente, como es el aciete de menta, sin embargo, ahora vamos a centrarnos en esta variedad de la planta, la popularmente conocida como poleo.

Imagen de la planta menta poleo

Propiedades medicinales de la menta poleo

La menta poleo contiene un aceite esencial compuesto principalmente de pulegona, componente orgánico tóxico que debe ser ingerido con mucho cuidado para evitar intoxicaciones. Es por ello que lo recomendable es ingerir solo dos tazas al día de una infusión preparada con media cucharada de hojas secas o una de hojas frescas por cada taza de agua hirviendo.

La principal propiedad medicinal del poleo es su función emenagoga, por lo que su consumo está prohibido en mujeres embarazadas. También funciona como diurético y favorece los procesos digestivos, ayudando a expulsar gases intestinales y aliviando los dolores producidos por cólicos. Su uso como anticoagulante es también muy conocido, así como para aliviar los dolores en las articulaciones que causan enfermedades como la artritis reumatoide. El poleo también es utilizado para aliviar los síntomas del resfriado común, la neumonía y otras afecciones del aparato respiratorio.

Hojas secas del poleo

Utilizada externamente esta planta tiene propiedades antisépticas, astringentes, antiinflamatorias y vulnerarias. En este caso se recomienda utilizar el aceite esencial de poleo diluido en agua y aplicar con gasa sobre la piel para limpiar heridas, aliviar picores, desinflamar picaduras de insectos y tratar eczemas. Para obtener este aceite esencial basta con preparar en decocción tres cucharadas de hojas secas en un litro de agua. Este líquido también puede utilizarse para hacer lavados de la zona vaginal y combatir las infecciones que atacan la vulva y producen picor. Las hemorroides también se pueden tratar con el mismo líquido y bajo el mismo procedimiento.

La palabra “poleo” proviene del latín pulex, que significa “pulga”. Esta planta recibió este nombre por los romanos debido a que la quema de la misma servía para alejar de las casas insectos como la pulga, los piojos, las garrapatas, las moscas y los mosquitos. Actualmente también se usa como repelente natural rociando la decocción de las hojas con un espray en el hogar o sobre la piel si se va a estar en algún lugar donde estén estos insectos.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales antiinflamatorias, Plantas medicinales diuréticas, Plantas medicinales curativas, Plantas medicinales para la piel


Información relacionada:

Aplicaciones del níspero

Beneficios de la borraja

Beneficios del achiote

Beneficios del olivo

Cola de alacrán o alacrancillo

Propiedades del aciano o azulejo

Romero para el cabello

Usos medicinales del naranjo



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+