Usos medicinales del ombú

El ombú (Phytolaca dioca), también conocido como bellasombra, es un árbol  nativo de Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay. Ha sido introducido en varios países; su longevidad y soberbia belleza lo hace un árbol ornamental muy apreciado.

Al ombú se le atribuyen diversas propiedades medicinales. Una infusión preparada con sus hojas y frutos puede ser bebida en ayuno para limpiar el sistema digestivo y curar el estreñimiento. La corteza se quema hasta que oscurece, luego se pulveriza en un mortero y se aplica como cicatrizante sobre heridas poco profundas. El mismo polvo se utiliza en la elaboración casera de jabones antisépticos.  La infusión preparada con las raíces pulverizadas (6 a 10 gramos por litro de agua) es un vomitivo de lenta duración, haciendo efecto a las 2 horas después de la ingesta. Su efecto se prolonga durante unas cuatro horas. En dosis menores (1 a 6 gramos) la misma infusión es recomendada para tratar el reumatismo crónico. Para tratar el mismo mal, se preparara una infusión con los frutos: se machacan y hierven en un poco de agua hasta que ésta se tiñe de un color rojo amorronado. Se mezcla todo en agua ardiente y se deja reposar una semana. Se filtran las frutas machacadas y se toma una cucharadita todos los días cada ocho horas. Condensado, este jugo ha sido utilizado para tratar llagas cancerígenas.

Hojas y frutos del ombú

No se han realizado investigaciones médicas que apunten a validar empíricamente las propiedades medicinales atribuidas al ombú, pero doctores en algunas regiones de Argentina y EEUU la utilizan con sus pacientes bajo vigilancia y dan testimonio de su efectividad como vomitivo. Advierten, sin embargo, que aunque no produce dolores ni espasmos, sus efectos buscados van acompañados de vértigo, perdida de equilibrio y coordinación,  y/o leve oscurecimiento de la visión. El análisis de sus componentes revela que sus propiedades depurativas estarían en la corteza, no en las hojas o en los frutos. Hay testimonios en EEUU de su efectividad como cura del reumatismo. 

El ombú parece ser el árbol ornamental por excelencia: son longevos, de crecimiento rápido, brindan excelente sombra y el aromático perfume que emiten, particularmente a la noche, ahuyenta a los insectos.  Tienen una belleza inigualable y en los parques públicos los niños se entretienen trepando por sus ramas gruesas, largas y bajas. Se reproduce por semilla: colocar el fruto en agua una o dos horas antes de desprender las semillas. Una vez que están secas pueden plantarse  en suelo un tanto húmedo o almacenarse. Pueden luego trasplantarse a suelos secos. Necesita plena iluminación y no resisten temperaturas menores a 0°C. Esta planta almacena agua en su tronco, por lo que es prudente regular el riego. Individuos adultos deberían necesitar poca agua.

El ombú ha sido plantado en muchos parques públicos alrededor del mundo, pero no se reporta como especie invasiva. No se recomienda plantar a menos de 5 metros de construcciones ni en veredas, ya que sus raíces crecen por sobre el suelo.  Si cosecha especímenes silvestres, recuerde verificar que no estén siendo fumigados.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para el estreñimiento, Plantas medicinales curativas


Información relacionada:

Beneficios del curupí

Chilca del campo

Jengibre como antiinflamatorio

Propiedades del clavel del aire

Propiedades del espinillo

Tala como planta medicinal

Usos medicinales de la chipaca

Usos medicinales del Cepa Caballo



Comentarios:


Escrito por DANIEL el 04/02/2018

SI TOMAS TE DE HOJA DE OMBU DA MUCHA DIARREA SIN EMBARGO EL TALLO DE LA HOJA SI TOMAS EL 🍵 TE CORTA LA DIARREA SOY DE URUGUAY Y LO CONOSCO BIEN.

 


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+