Jengibre

Originario de Oriente y cultivado actualmente en zonas tropicales como el Caribe, el jengibre es una planta cuyo tallo -denominado rizoma- es utilizado tanto en la medicina alternativa como en preparaciones gastronómicas. Su particular sabor permite que se lo combine con alimentos dulces y salados tanto en forma fresca como seca.

Jengibre para trastornos digestivos

El jengibre es un producto excelente para combatir trastornos digestivos de todo tipo, incluso los producidos por agentes bacterianos. Se lo utiliza para controlar problemas estomacales como las úlceras y gastritis causadas por la bacteria Helycobacter pilori y en cuadros abdominales que pueden estar causados también por microorganismos que alteran la flora intestinal normal.  Resulta muy eficaz para revertir cuadros de náuseas, vómitos o diarreas y también se lo utiliza para los casos de mareos y descomposturas que se desencadenan en muchas personas cuando viajan en auto o avión -cinetosis-.  Reduce los síntomas nauseabundos también en pacientes oncológicos que se someten a quimioterapia y en embarazadas que tienen molestias los primeros meses de la gestación.

El jengibre además acelera la digestión y reduce la inflamación y el dolor que se producen en las patologías que afectan al aparato digestivo gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas; al mismo tiempo repone muchos de los nutrientes que se pierden en estas situaciones, como la vitamina A. Otro de sus beneficios es que actúa como antioxidante por lo que se lo recomienda dentro de los alimentos indispensables para una dieta sana y completa.

Jengibre rallado para preparar la infusión

¿Cómo incorporar el jengibre?

Su forma de administración varía de acuerdo a la situación y preferencias gastronómicas del individuo: se lo puede consumir en forma natural, rayado o seco y también mediante la preparación de infusiones. Las primeras opciones suelen ser las más comunes cuando se lo usa en la cocina mientras que para agilizar el tránsito intestinal o prevenir malestares relacionados la preparación de un té es lo que más se recomienda. Se lo ha utilizado durante siglos en la comida oriental y en los últimos años su sabor ha llegado a todas partes del mundo, transformándose en una planta muy reconocida por sus múltiples usos dado que tiene un aroma y picor muy particulares.

La única desventaja que debe citarse, sin embargo, se relaciona con su capacidad de elevar la temperatura corporal en algunas personas sensibles, por lo tanto debe ser un signo a tener en cuenta – y comentárselo al médico de cabecera-   sobre todo cuando se lo utiliza en enfermedades graves.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales antiinflamatorias, Plantas medicinales contra el cáncer, Plantas medicinales para el estómago


Información relacionada:

¿Cómo tratar el acné de forma natural?

Beneficios del cedrón

El arándano para la vista

Eucalipto para gripes y catarros

Manzanilla para problemas oculares

Propiedades digestivas del boldo

Usos medicinales de la carqueja

Usos medicinales del tomillo



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+