Guanábana o graviola

Guanábana es el nombre común que se le da al fruto del árbol de guanábano, cuyo nombre científico es Annona muricata, aunque en algunas regiones se le conoce también como graviola. Es un árbol tropical perteneciente a la familia de las anonáceas. Su origen no ha sido definido, pero las crónicas de los Conquistadores la ubican por primera vez en la isla de Puerto Rico y en el Caribe, sobre todo en las Antillas. Actualmente su cultivo se ha extendido en todo el Caribe y en América desde México hasta Perú. Sus semillas también se exportaron para su cultivo a las zonas más tropicales de África, principalmente a Guinea Ecuatorial, y a regiones subtropicales de Australia, China, Polinesia y las islas Canarias.

El árbol de guanábano puede crecer hasta 10 metros de altura. Su tronco es erecto y de corteza rugosa. Sus hojas pueden mediar hasta 18 cm de largo por 7 cm de ancho. Son verdes, brillantes, opuestas y de forma ovado-elíptica. Un árbol de guanábano produce solo una o dos flores que crecen en cualquier parte del tronco o de las ramas. Alcanzan a medir unos 4 cm de diámetro y tienen seis pétalos, tres internos y tres externos, de color amarillento. El fruto de este árbol, la guanábana o graviola, es ovoide con una ligera curvatura en la base y crece directamente del tronco. Dependiendo de la especie, pueden medir hasta 35 cm de largo por 15 cm de ancho. La guanábana está cubierta de espinas suaves y su pulpa es blanca y comestible. En su interior crecen muchas semillas lisas, brillantes y de color marrón a negro que pueden llegar a medir 2 cm de largo por 1 cm de ancho.

Árbol de guanábana con fruto

Propiedades medicinales de las hojas y del fruto de guanábana

La guanábana o graviola es una fruta con alto contenido de vitamina C y, en menor medida, de provitamina A y vitaminas B1, B2, B3, B5 y B6, así como de hierro, potasio y magnesio. En su composición química destaca la annonacina, que pertenece a un tipo de compuestos conocidos como acetogeninas anonáceas.

Si bien hasta la fecha no se ha comprobado científicamente que el consumo de esta fruta y de las hojas del árbol de guanábano tengan efectos anticancerígenos, sí se ha podido comprobar que la annonacina cumple funciones citotóxicas sobre las células de adenocarcinoma pulmonar y gástrico, logrando eliminarlas.

Por su alto contenido de vitamina C, la guanábana ayuda a fortalecer el sistema inmunológico en la prevención de gripe, así como a recuperarse más pronto de ella una vez que se padece. También se le atribuyen propiedades para combatir la hipertensión, el asma, la diabetes, enfermedades del hígado, problemas de circulación sanguínea, reumatismo, tumores, artritis  y parásitos.

La forma de preparar infusiones con hojas de guanábano es hervir 10 hojas frescas en 3 tazas de agua. Se deja evaporar hasta que solo quede una taza. Lo recomendable es ingerir dos tazas diarias de este brebaje en caso de cáncer. No es recomendable ingerir más de la dosis recomendada ya que algunos estudios, aún sin comprobación científica, han asociado el exceso de annonacina con el desarrollo del Parkinson.

En tiendas naturistas se consiguen cápsulas de graviola y se indican la dosis recomendada.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para la diabetes, Plantas medicinales contra el cáncer, Plantas Medicinales para la Hipertensión, Plantas medicinales para el resfriado


Información relacionada:

Aceite esencial de jazmín

Anamú o Mapurite

Aplicaciones medicinales del geranio

Beneficios del aceite de geranio

Beneficios del mango

Benefricios del cundeamor

Fregosa, claudiosa o sabadilla

Usos medicinales de la fumaria



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+