Fregosa, claudiosa o sabadilla

Conocida en México y otras zonas de Centroamérica como claudiosa o sabadilla, y en Suramérica como fregosa, esta planta ornamental y medicinal pertenece al género Capraria de la familia de las escrofulariáceas. Su nombre científico es Capraria biflora y es originaria de América tropical, desde el sur de los Estados Unidos, en el estado de la Florida, hasta Argentina, pasando por las Antillas.

La Capraria biflora es una hierba o arbusto pequeño muy ramificado que puede alcanzar hasta un metro de altura. Sus hojas son puntiagudas, alargadas y con bordes aserrados. En la punta del tallo crecen de una a dos flores en forma de campana, excepcionalmente pueden ser más. Son pequeñas, de color blanco y tienen cinco pétalos. Sus frutos son unas semillitas oblongas que caen una vez que la cápsula que las cubre se ha secado.

Propiedades medicinales de la Capraria biflora

Sobre las propiedades de la Capraria biflora se tuvo registro escrito por primera vez a mediados del siglo XVIII, en unos escritos del médico italiano Giovanni Francesco Mayoli sobre las hierbas indígenas de la región de Yucatán, en México. Por aquel entonces escribía el médico sobre esta planta, bajo el seudónimo de Ricardo Ossado, que “sus hojas en infusión curan el flujo blanco e irritación de la matriz, se dan lavados o irrigaciones con ella; para la purgación se toma agregándole un grano de sal”. Y también acotó que “sirve para curar las hinchazones del vientre, la irritación del hígado, de los riñones y limpia la vejiga” (Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana). Ya en el siglo XX el botánico mexicano Maximino Martínez describe sus propiedades medicinales para el tratamiento de afecciones ováricas, dolor en las articulaciones, gonorrea, diabetes y otras enfermedades asociadas al útero y a la uretra.

Aspecto que presenta esta planta Capraria biflora

En algunos estados del sureste de México se sigue utilizando esta planta para el tratamiento de enfermedades renales, por sus propiedades diuréticas. Es muy utilizada por las mujeres para tratar afecciones del útero y de los ovarios, como flujos vaginales, sangrados de matriz, algunas enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea e incluso para prevenir el cáncer en esta zona.

A la Capraria biflora también se le atribuyen efectos medicinales en enfermedades del aparato digestivo, en fiebres altas, resfriados, hipertensión, diabetes, acné y en caso de inflamaciones causadas por picaduras de insectos. Sus principales componentes son biflorina, que actúa como fungicida y antibiótico, harpagida y capriariosida, que son analgésicos.

¿Cómo consumirla?

La forma más común de consumir esta planta es preparando infusiones a partir de la decocción de sus hojas y flores, que es donde se encuentran sus principales propiedades. Basta con agregar 2 o 3 cogollos por cada taza de agua hirviendo, o 30 gramos de hojas y flores por cada litro de agua y dejar hervir por 10 minutos aproximadamente. Dejar reposar tapado hasta que esté tibio. No se deben consumir más de tres tazas al día ni exceder la dosis de planta por taza recomendada, ya que podría producir efectos secundarios asociados a la depresión e incluso parálisis.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para la diabetes, Plantas medicinales para el riñón


Información relacionada:

Aplicaciones medicinales del geranio

Beneficios de la stevia

Beneficios del aceite de geranio

Beneficios del eneldo

Flor escondida o Rompe piedra

Guanábana o graviola

Propiedades medicinales del jazmín

Usos medicinales de la fumaria



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+