Benefricios del cundeamor

Conocida comúnmente con varios nombres, entre ellos melón amargo, cundeamor, sorosí, pepino cimarrón, calaica, catajera, tomaco, ampalayá, balsamina o karela (este último en la India), la Momordica charantia es una planta herbácea trepadora de especie tropical o subtropical que pertenece a la familia de las cucurbitáceas. Algunos registros sostienen que esta planta es originaria de África y Asia, en donde hay más de 50 especies. Actualmente se cultiva en China, África, las Antillas y al sur y sudeste del continente asiático. También se dan algunas especies de esta planta en las zonas tropicales de Suramérica.

La Momordica charantia es una hierba anual trepadora de tallos flexibles, resistentes y delgados. Sus hojas se componen de 5 a 7 lóbulos de borde aserrado y nervios muy marcados. Debido a que es una planta dioica, sus flores pueden ser machos o hembras, de color amarillo y pequeñas.  El fruto de esta planta es comestible, aunque muy amargo. Crece en forma alargada y oblonga con verrugas en su cáscara, de color verde primero y amarillo al madurar. En el interior la fruta es carnosa, de color rojo cuando maduran. Su uso en la cocina asiática es muy común.

Hojas y fruto del cundeamor

Propiedades medicinales del cundeamor

El uso de esta planta en la medicina tradicional china ha sido milenario. Con fines medicinales se utilizan sobre todo el fruto y las hojas de esta planta, las cuales son ricas en hierro, fósforo y calcio. La planta en general contiene moléculas cuyo efecto en el organismo humano es similar al de la insulina, característica que convierte a esta planta en un poderoso aliado contra la diabetes tipo II, ayudando también a retardar el desarrollo de la retinopatía diabética. También se le atribuyen beneficios en el tratamiento de la hipertensión, infecciones de la uretra, reumatismo, colitis, parásitos intestinales, triglicéridos y colesterol “malo” (LDL) altos, así como en casos de fiebres altas, inapetencia, bacterias intestinales, micosis vaginal, enfermedades del hígado, retraso de la menstruación y dolores menstruales.

El uso tópico de la infusión o decocción de las semillas del fruto de cundeamor en cataplasmas o baños sirve para parar las hemorragias externas, aliviar las quemaduras y úlceras de la piel y para calmar salpullidos y erupciones cutáneas. También se utilizan las hojas secas, más bien tostadas y luego molidas, para aplicar sobre las quemaduras. Cocer en agua hojas y ramas de cundeamor sirve para lavar y limpiar heridas de la piel y para aliviar las hemorroides haciendo asientos en dicha cocción.

Para tratar la diabetes te recomendamos consumir el cundeamor como infusión

Para el tratamiento de la diabetes se recomienda preparar una infusión con igual cantidad de hojas de cundeamor y hojas de planta de aguacate, avocado o palta. Beber este preparado como agua de tiempo durante dos o tres días consecutivos. Para el tratamiento de esta enfermedad también se puede comer una fruta pequeña de cundeamor o beber dos onzas de su zumo al día. Para el resto de las afecciones señaladas se recomiendo beber la decocción de 30 gramos de hojas y ramas por cada litro de agua, no más de tres tazas diarias.

El consumo de esta planta está contraindicado en mujeres embarazadas y en personas con hipoglicemia. Exceder la dosis recomendada puede causar diarrea y dolor abdominal.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para la diabetes, Plantas medicinales para el colesterol, Plantas medicinales curativas, Plantas Medicinales Chinas


Información relacionada:

Aceite esencial de jazmín

Anamú o Mapurite

Beneficios del arándano

Beneficios del mango

Guanábana o graviola

Las propiedades de las moras

Mastuerzo o berro de jardín

Usos medicinales de la mejorana



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+