Consuelda mayor

El nombre científico de la planta comúnmente conocida como consuelda mayor o suelda-consuelda es Symphytum officinale. Se trata de una hierba perenne que pertenece a la familia de las boragináceas o “nomeolvides”. Es originaria de Europa y su uso con fines medicinales es muy antiguo. El nombre “consuelda” proviene del latín consolĭda, que significa unir o consolidar. Esta planta es llamada así desde los tiempos del Imperio Romano por las propiedades que por entonces le atribuían para “soldar” los huesos fracturados y para cerrar las heridas abiertas. Por la forma de sus hojas también recibe el nombre de oreja de asno o lengua de vaca. No debe confundirse con la consuelda menor, una hierba mucho más pequeña de la familia de las labiadas que tiene propiedades medicinales diferentes.

La consuelda es una hierba que crece erecta y con tallos fuertes y leñosos, llegando a medir hasta un metro y medio de altura. La raíz de esta planta es su parte más utilizada por sus propiedades medicinales. Crece grande y carnosa y es de color marrón oscuro. Las hojas son largas y delgadas en la punta y más anchas y grandes en la base, todas muy vellosas al tacto al igual que el tallo, con muchos nervios secundarios. Sus terminaciones son puntiagudas y son de color verde vivo. Las flores crecen reunidas en la punta de los tallos, formando bonitos racimos de color lila, blanco, rosado o púrpura.

Aplicaciones medicinales de la consuelda mayor

El uso más común dado a esta planta medicinal es externo y a partir del extracto obtenido de sus raíces, las cuales se componen principalmente de alantoína, un compuesto químico que es un cicatrizante natural. La industria farmacéutica utiliza la síntesis química de este compuesto en la elaboración de dentífricos, enjuagues bucales, champús, productos para combatir el acné, barras labiales, protectores solares y lociones para aclarar la piel. La raíz de consuelda también es rica en mucílagos, proteínas vegetales, aceites esenciales, resinas, taninas, asparagina, silicio y germanio, este último considerado como un poderoso anticancerígeno.

Consuelda mayor o suelda-consuelda

Las infusiones hechas con las hojas y la raíz de consuelda, así como la tintura extraída de esta última, también se utilizan para consumo interno, aunque se debe cuidar la dosis para evitar afecciones hepáticas. Entre sus múltiples propiedades medicinales destacan sus poderes antiinflamatorios, anticancerígenos, astringentes, hidratantes, cicatrizantes, antidiarreicos, hipotensores, desintoxicantes y emolientes. Los cataplasmas y los emplastos hechos con extracto de raíz de consuelda se utilizan sobre escoceduras, estrías, eczemas secos, lesiones causadas por psoriasis, prurito, ictiosis y sobre cualquier inflamación osteo-articular, así como sobre heridas, contusiones y hematomas. Las compresas hechas con raíz de consuelda sirven para aliviar tendinitis y bursitis. También el extracto de esta raíz combinado con aceite de oliva, de almendras, de coco o de argán, sirve para masajear esguinces, torceduras, contracturas musculares y hasta juanetes.

Las infusiones de consuelda se preparan agregando una cucharadita de hojas frescas o de raíz a una taza de agua hirviendo. Se retira del fuego y se deja reposar tapada por espacio de 20 minutos. Beber una taza al día ayuda a aliviar úlceras estomacales, gastritis, diarreas, hemorroides, bronquitis, sinusitis, anginas, dolores en las articulaciones y problemas circulatorios.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales curativas, Plantas medicinales para la piel


Información relacionada:

Beneficios de la sanguinaria

Beneficios de la verbena

Beneficios de la verdolaga

Beneficios del anís verde

Frailecillo o Tuatúa morada

Hierba de Santa María o Balsamita

Tuna o Nopal

Usos medicinales de la valeriana



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+