Cebada para el cuidado de nuestra salud

La naturaleza nos provee no solo de plantas medicinales, sino también de granos con altos poderes curativos, como la cebada, un cereal mágico altamente recomendable para todas las personas. Con su ingestión frecuente no hay problemas nerviosos que valgan, puesto que libera la mente del estrés, del cansancio, de la ansiedad o la preocupación. Actúa directamente sobre el sistema nervioso, devolviendo el poder de concentración. Es moliente, reconstituyente, digestiva, diurética, desintoxicante, tónica, antinflamatoria, laxante, antiséptica, mineralizante y muchas cosas más.

Además, el grano está recomendado como estimulante para aquellos que presenten serios problemas de hipotensión, ya que regula la tensión arterial y la sube relativamente. Asimismo, constituye un tónico cardíaco y evita la rigidez de los capilares, así como regula el colesterol y evita la acumulación de grasa en el hígado, causa de enfermedades como la hepatitis A.

Es la cebada un buen aliado de la mujer, ya que normaliza alteraciones hormonales gracias a su contenido en isoflavonas, que le confieren capacidad estrogénica. Asimismo es muy útil para problemas de osteoporosis y falta de calcio. Pero además, estimula al sistema neurovegetativo, lo que incrementa la producción de leche.

Cebada

El trabajo físico también se potencia mediante la cebada. Este cereal contiene vitaminas del grupo B, minerales como fósforo, potasio, calcio, magnesio y proteínas.

Ejemplo de la preparación de la cebada para su consumo

Una preparación ideal para realizar una dieta balanceada donde se incluya este producto es el agua de cebada. Primero lavamos bien los granos hasta que el agua salga totalmente limpia, luego los escurrimos y los ponemos en una cazuela. Se cubre la cebada con un poco de agua al gusto y se coloca a hervir. En medio de la cocción ponemos el fuego bien bajo, y se deja durante aproximadamente 45 minutos, hasta ver que los granos estén tiernos.

Preparado de agua de cebada, acompañado de limón

Más tarde, el agua se cuela y se coloca en una jarra para servir, añadiendo azúcar (de ser posible la integral), y en dependencia del gusto, también puede agregársele un poco de sirope, limón, canela, o todos juntos. Se toma después de haber estado dos días en la nevera, y en sus formas fría o caliente;  los resultados son increíbles, pues además de tener una bebida deliciosa estamos purificando nuestro organismo.

El agua de cebada en los problemas estomacales resulta como una diosa aparecida. Y es que cuando se tiene malestar estomacal es como si estuviésemos ausentes del mundo. Por eso, nada mejor para estimular nuestros órganos, especialmente ese que nos hace comer cosas naturalmente increíbles.



Información relacionada:

Beneficios del tomillo para el estómago

Cola de caballo para los cálculos renales

El cáñamo ¿planta adictiva o planta medicinal?

Eucalipto para el cuidado de la piel y la boca

La citronela como planta medicinal

Las aplicaciones del aliso

Las propiedades del azafrán

Los beneficios del diente de leon



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+