Cardo santo o Cardo bendito

Cardo santo o Cardo bendito es el nombre popular del Cnicus benedictus, una planta vascular (que produce semillas) perteneciente a la familia de las asteráceas y cuyo origen es la región del Mediterráneo, desde Portugal hasta los confines del mar Caspio en Asia Central. En España, por ejemplo, se cultiva en casi todo el territorio peninsular, sobre todo en el Noreste y en la zona central. Durante la Edad Media esta planta fue utilizada como tónico para los monjes y como remedio para tratar la peste bubónica. Posteriormente fue introducida en el Norte de Europa, en casi toda América del Sur, en buena parte de los Estados Unidos y en el Este de Australia. Su cultivo ha proliferado por las numerosas propiedades medicinales que esta planta tiene.

En botánica se define como una planta vellosa perenne o anual cuyo tallo es de color rojizo y bastante ramificado. Puede crecer hasta 60 cm de alto, pero generalmente es mucho bajo, llegando a parecer un compuesto de ramas sin tallo definido, salvo la especie que se cultiva en Rumania, la cual puede llegar a medir hasta un metro de altura. Las hojas de cardo bendito son lobadas o pinnatífidas, espinosas y muy velludas. Por la parte de abajo tienen nervios de color blanquecino unidos a manera de red. Las flores son amarillas, pequeñas, laciniadas o tubulosas, siendo las anteras de sus estambres más oscuras y sobresalientes de la corola. El fruto también es muy pequeño y seco, por lo que es un fruto accesorio sin mayor utilidad.

Planta del cardo santo

Los usos medicinales del cardo bendito

La planta de cardo santo o cardo bendito se utiliza entera, bien sea fresca o seca, para fines medicinales, siendo el uso más tradicional el de tónico externo desinfectante de heridas. Su principio activo más importante es la cnicina, un tipo de lactona sesquiterpénica con propiedades antiinflamatorias y citotóxicas (que destruye células) de aplicación anticancerígena. También es rica en flavonoides, lo que le atribuye propiedades diuréticas, necesarias para tratar afecciones genitourinarias. Contiene un aceite esencial con propiedades bacteriostáticas (que impiden el crecimiento de bacterias) y actúa como antifúngico, es decir, antihongos.

Entre otras propiedades, los bebedizos hechos con esta planta tienen efectos aperitivos, antibióticos, febrífugos, colagogos, diuréticos, hipoglucemiantes (que baja los niveles de azúcar en la sangre) y eupépticos (que facilita los procesos digestivos). Su uso como infusión ha sido efectivo en tratamientos contra la anorexia y la diabetes, mientras que como tópico sirve para tratar el herpes zóster.

Para preparar la infusión a partir de cardo santo, se deben agregar 10 gramos de planta entera a un litro de agua recién hervida para lograr una decocción de 10 minutos, o machacar algunas hojas y flores y preparar infusiones. En caso de inapetencia se recomienda beber una taza antes de cada comida, mientras que para tratar problemas digestivos se debe beber después de comer. El consumo de esta planta esta contraindicado en niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia y en personas con hiperacidez.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales para la diabetes, Plantas medicinales diuréticas, Plantas medicinales curativas


Información relacionada:

Árbol de Malagueta y su aceite esencial Bay-rum

Beneficios de la cayena

Beneficios de la stevia

Beneficios del eneldo

Flor escondida o Rompe piedra

Limón congelado para la lucha contra el cáncer

Propiedades del amaranto

Propiedades medicinales del jazmín



Comentarios:


Escrito por Luis Di Bartolomeo el 31/03/2018

El dia que los hombres entiendan la triada de energía, materia y conciencia encerrada en cada planta...ese día volverá a su raíz primordial de vida espiritual con la naturaleza y esta le develará sus arcanos..podrá sanarse como lo hacía en tiempos pasados...de forma sencilla y natural...como es el deber Ser....

 


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+