Albahaca como antiinflamatorio

Casi todas las plantas medicinales poseen cualidades antinflamatorias, y la albahaca es una de ellas, probablemente, la mejor para estos casos. Reduce, en más del 70 por ciento de los pacientes, la hinchazón e inflamación causadas por padecimientos como la artritis, y de una forma totalmente natural.

Muchos laboratorios científicos están tratando de incrementar su uso y hacer que sirva de ingrediente esencial en sus productos, pero el solo hecho de consumirla naturalmente, fresca, en su forma orgánica,  podría ser una cura fácil para todos, siempre que se haga de manera regular.

Y lo sorprendente es que la albahaca inhibe de manera activa la misma enzima que los antinflamatorios no esteroideos, como el tan utilizado ibuprofeno y el paracetamol. Por eso, agregarla a ensaladas o tomarla en infusiones, ayudaría a bajar hinchazones del cuerpo.  

La fabricación de la sopa de albahaca fresca es otra iniciativa que se pone a merced de la cocina. Puede hacerse con los mismos ingredientes de una sopa habitual, solo que añadiendo una buena dosis de albahaca.

Sopa de tomate con albahaca fresca

Otra receta es hacer una salsa de tomate y albahaca. En una olla de acero inoxidable o de vidrio se mezclan una cucharadita de aceite de coco o de oliva, dos tomates grandes cortados y una cebolla roja mediana igualmente cortada, además de un par de dientes de ajo macerados. Se deja sofreír por alrededor de un minuto, se le agrega un cuarto de taza de agua y más tarde se deja hervir a fuego medio durante unos nueve minutos, mientras ocasionalmente se aplastan los tomates con un tenedor.

Cuando esté hecho, debe echarse un puñado tamaño mediano de hojas de albahaca frescas (añadir perejil también, si se quiere) y revolverse. Luego se le pone sal para dar sabor, un poco más de aceite de coco o de oliva, según el gusto, y se le exprime el zumo de un limón. Da excelentes resultados para quienes sufren algún tipo de inflamación, y ni siquiera pensarán que están ingiriendo un verdadero remedio para sus molestias. De forma colateral, también se alimentan con una planta anti-bacteriana

hojas secas de albahaca para su uso como infusión

En los casos de menstruaciones dolorosas, generalmente la solución es tomarse una pastilla de efecto antinflamatorio. He aquí donde la albahaca también juega un papel esencial. Se sumergen 2 cucharadas de hojas secas de la hierba en medio litro de agua hirviendo. Luego se deja reposar por 5 minutos y se bebe, o se pone a modo de compresas sobre el vientre. Desinflama y hace que desaparezca el dolor. Este es el modo de aplicarla como infusión o té, quizá el método más directo para casos en los que queramos extraer todas sus propiedades beneficiosos. Puede ser beneficiosa su aplicación externa para inflamaciones de la piel así como su ingestión para mejorar de procesos inflamatorios estomacales.

Asimismo, para inflamaciones de la garganta, es aconsejable agregar, a medio litro de agua 50 gramos de hojas secas y 100 gramos de hojas frescas de la misma planta. Puedo situarse a fuego lento y dejar hervir por 10 minutos. Después de hacer reposar un poco la infusión, deben hacerse gárgaras y buches con ella.


Categorías a las que pertenece: Plantas medicinales antiinflamatorias


Información relacionada:

Apio para nuestra alimentación

Cacao: mucho más que el chocolate

Cardamomo, planta india muy digestiva

Eucalipto para el cuidado de la piel y la boca

La cúrcuma: un colorante con grandes beneficios

Los secretos del anís

Propiedades del ajo

Salvia como antibiótico



Comentarios:

No hay ningún comentario para este artículo. Puedes ser el primero en escribir un comentario en este apartado.


Escribe un comentario:


PlantasMedicinales10

Alimentación SanaCómo CultivarlasAntiinflamatoriasAromáticasContra El CáncerDiuréticasLaxantesDormirácido úricoColesterolDolor De CabezaHígadoRiñónLa CirculaciónPara La MenopausiaLa PielLa TosLa VistaLos GasesLos Nervios Todas las categorías

Síguenosen Google+